EN NIÑOS

Puede obtenerse mediante micción espontánea o por punción suprapúbica, recolectado en envase estéril. La orina debe ser llevada al laboratorio en el lapso de 1-2 horas tras su recolección, manteniéndola refrigerada, aproximadamente a 4˚C, mientras y durante su transporte.

EN ADULTOS

Micción espontánea, siendo la ideal la primera orina de la mañana, recolectado en envase estéril. La muestra se recoge después de limpiar los genitales con agua y jabón. Se debe descartar la primera porción de orina y se recoge de 5 – 15 mL del volumen restante.

EN PERSONAS CON SONDA VESICAL

Este método es más sensible que la micción espontánea, aunque al introducir la sonda se pueden llevar microorganismos a la vejiga. El procedimiento lo puede realizar el personal de enfermería o auxiliar de enfermería.